Categories: Mario Sanguinet, THE BUZZ

THE BUZZ: De Monet a Matisse, Dejando una Impresión en San Diego

28 marzo, 2022

Escrito por Mario Sanguinet

Claude Monet, Boats on the Beach at Étretat, 1883. Oil on canvas. Bemberg Foundation.

En 1873, pocos días después de Navidad, un grupo de artistas franceses cansados por innumerables rechazos del Salón—una de las principales, si no la principal, exposición de arte del siglo XIX organizada por el Gobierno francés—formó un colectivo, “Société Anonyme des Artistes, Peintres, Sculpteurs, Graveurs.” Menos de cuatro meses después, el 15 de abril de 1874, este grupo inauguró su propia exposición para evadir al jurado del Salón y mostrar su trabajo.

Esta primera exposición estuvo abierta durante un mes y contó con 165 obras. Intentar comprar esas piezas hoy, costaría una fortuna. ¿Por qué? Porque esta muestra de arte, por y para artistas rechazados, incluía obras de los que más tarde se conocerían como los impresionistas.

Esta modesta exhibición sería la primera de ocho organizadas por el colectivo. Incluía tres piezas de Paul Cézanne, cinco de Camille Pissarro, cinco de Alfred Sisley, seis de Pierre Auguste Renoir, nueve de Claude Monet y diez de Edgar Degas. La mayoría de estos hombres se convertirían en “la columna vertebral del movimiento [impresionista]”.

Y por tiempo limitado, el trabajo de algunos de estos artistas y algunos otros estarán en el San Diego Museum of Art (el Museo de Arte de San Diego) en su exposición Monet to Matisse: Impressionist Masterpieces from the Bemberg Foundation, (Monet a Matisse: Obras Maestras Impressionistas de la Fundación Bemberg) que estará abierta hasta el 7 de agosto de 2022.

Henri Matisse, View of Antibes, ca. 1925. Oil on canvas. Bemberg Foundation. ©2022 Succession H. Matisse / Artists Rights Society

Durante su discurso ante los donadores y benefactores días antes de que la exhibición se abriera al público, Roxana Velásquez, Maruja Baldwin Directora Ejecutiva del Museo de Arte de San Diego dijo: “La misión de esta institución [es] traer a la comunidad, el mejor arte creado.”

Monet a Matisse hace eso. La exposición es un tour de force, con más de 60 obras de algunos de los artistas europeos más conocidos del último siglo y medio, como Cézanne, Degas, Monet o Sisley. Pero también incluye piezas de Berthe Morisot, Pierre Bonnard y Pablo Picasso. Todas las obras de esta exposición son de la Fundación Bemberg con sede en el Hótel d’Assézat en Toulouse, Francia.

El Museo de Arte de San Diego pudo asegurar el préstamo de estas pinturas de la Fundación Bemberg porque su edificio está siendo renovado. “Así que la colección no está a la vista en Toulouse, y tener la oportunidad de mostrarla [en San Diego]… Es una oportunidad fantástica y un gran contexto para mostrarla”, dijo Alfred Pacquement, presidente de la Fundación Bemberg, cuando habló con Vanguard Culture.

Esta es la segunda vez que la Fundación Bemberg presta obras al Museo de Arte de San Diego. Esta colaboración destaca una asociación continua entre estas dos instituciones. La primera vez fue durante el verano de 2021 con la exposición Cranach a Canaletto.

Paul Signac, The Bell Tower at Saint-Tropez, 1896. Oil on canvas. Bemberg Foundation.

Vale señalar la velocidad con la que este proyecto se hizo realidad. “Este producto nos llevó cuatro meses y medio cocinarlo, negociarlo, transportarlo y exhibirlo. Es verdad. No es una exageración”, enfatizó Velásquez.

La presencia de tal colección es sublime, por sí sola. Pero al considerar que estas piezas del catálogo de Bemberg, casi nunca salen de su hogar en Francia y que es la primera vez que están en California. Y teniendo en mente que dos importantes instituciones artísticas tardaron menos de cinco meses en hacer realidad la exposición mediante una pandemia mundial, se aprecian aún más las piezas.

Julie Duhaut-Bedos, cónsul general de Francia en Los Ángeles, compartió este sentimiento cuando habló con Vanguard Culture: “Estoy impresionada con la exposición porque es muy raro que las obras de arte de la colección Bemberg viajen”. También se sorprendió por la rapidez con la que se arregló el manejo y transporte de las obras, dadas todas las limitaciones creadas por COVID, “Creo que es un récord mundial, montar una exposición, y especialmente una exposición de esta calidad”, en cuatro meses y medio.

“Estuvimos muy contentos al apoyar [esta exposición]. Para brindar el apoyo del consulado general y la Embajada de Francia a una conexión cultural tan maravillosa entre nuestros países”, dijo Duhaut-Bedos, quien manejó desde Los Ángeles a San Diego la noche que el museo invitó a sus donadores, indicando la relevancia de este intercambio cultural y artístico.

Alfred Sisley, The Loing Canal, 1884. Oil on canvas. 

Cuando le pregunté qué le gustaría que la gente se llevara a casa después de visitar la exposición, Pacquement bromeó: “¡Espero que no se lleven nada! Queremos que las obras vuelvan a Toulouse dentro de unos meses”. Continuó: “Espero que la gente tenga el placer de dialogar con hermosas pinturas de los impresionistas, los pos-impresionistas y los modernistas de principios del siglo XX”.

Pero no todos los que han visto estas pinturas las admiraron. “Recuerden que los impresionistas también fueron revolucionarios, transformaron la forma de ver las cosas”, dijo Velásquez, directora general del Museo de Arte de San Diego, hacia la mitad de su discurso de apertura.

Una versión más extrema de esto proviene de “30 Rock”, donde Liz Lemon grita: “¡El rechazo de la sociedad es lo que creó a los X-men!”. Si bien esto es obviamente un chiste de un programa televisivo estadounidense de principios del siglo XXI, en esencia captura lo que los impresionistas sentían en Francia durante el siglo XIX.

Después de todo, se estaban apartando de las convenciones artísticas generalmente aceptadas. Estaban rompiendo las normas. Fueron mutando la naturaleza del arte. Pero también hicieron bien en iniciar su propia exposición para mostrar sus propias obras. Y los jueces de la historia los han respaldado.

Hoy, el Salón ya no existe. Pero el arte de los impresionistas ha perdurado. Su trabajo se puede encontrar colgado en los principales museos de todo el mundo. Y ahora puedes verlo aquí en San Diego.

Consiga sus entradas para visitar esta exposición aquí, que estará abierta desde el 19 de marzo de 2022 hasta el 7 de agosto de 2022. Y el domingo 24 de abril de 2022 a la 1 de la tarde habrá un tour virtual, registrese aquí.


Vanguard Culture

Vanguard Culture is an online media entity designed for culturally savvy, socially conscious individuals. We provide original interviews and reviews of the people, places, and events that make up San Diego’s thriving arts and culture community, as well as curated snapshots of the week’s best, most inspiring and unique cultural and culinary events. We believe in making a difference in the world, supporting San Diego’s vibrant visual and performing arts community and bringing awareness to important social and community causes.